Análisis del Tipo Penal de Daño Informático. – Buelvas & Melo Abogados Asociados

Su Firma de Confianza

Contáctenos 24/7

Su carrito actualmente está vacío.
MENU
Análisis del Tipo Penal de Daño Informático. - Buelvas & Melo Abogados Asociados

Análisis del Tipo Penal de Daño Informático.

El bien jurídico de la protección de la información y de los datos fue introducido en el Código Penal colombiano con la Ley 1273 de 2009, en atención a las directrices del Convenio sobre la Ciberdelincuencia, también conocido como tratado multilateral de Budapest del 23 de noviembre de 2001.

Posteriormente, dicho Convenio fue aprobado por el Estado colombiano a través de la Ley 1928 de 2018. La Corte Constitucional realizó la revisión oficiosa de la Ley 1928 de 2018 “Por medio de la cual se aprueba el convenio sobre la ciberdelincuencia, adoptado el 23 de noviembre de 2001, en Budapest”, por lo que lo declaró exequible mediante sentencia C-224 de veintidós (22) de mayo de dos mil diecinueve (2019).

En Colombia son 2 grupos de conductas los constitutivos de daño informático:

  • destruir, dañar, borrar, deteriorar, alterar y suprimir un dato informático, y
  • destruir, dañar, borrar, deteriorar, alterar y suprimir un sistema de información.
En ambos eventos sin que el sujeto agente cuente con autorización para realizar tales comportamientos. Es necesario establecer la diferencia entre un sistema y datos informáticos. Al respecto, la Ley 1928 de 2018, establece:

a) Por “sistema informático” se entenderá todo dispositivo aislado o conjunto de dis­positivos interconectados o relacionados entre sí, siempre que uno o varios de ellos permitan el tratamiento automatizado de datos en ejecución de un programa.

b) Por “datos informáticos” se entende­rá cualquier representación de hechos, información o conceptos de una forma que permita el tratamiento informático, incluido un programa diseñado para que un sistema informático ejecute una fun­ción.

Caso concreto.

La acusada, luego de ser notificada del despido por decisión unilateral de su empleador, manipuló el equipo servidor que almacenaba la información del área de recursos humanos y procedió a mover 64 archivos desde su ubicación en una carpeta compartida denominada NAS hasta la «papelera de reciclaje», sin tener autorización para ello.

La Corte sostiene que la conducta de borrar datos, debe entenderse en desaparecerlos o quitarlos de modo definitivo del dispositivo o sistema de tratamiento donde se encuentren almacenados, tornándolos irrecuperables.

Trasladar los archivos desde una carpeta compartida hasta lograr su almacenamiento en la papelera de reciclaje, es decir, conservándose en la misma unidad de información, es atípica de borrar datos informáticos. En consecuencia, la sentencia condenatoria fue revocada, y la acusada fue absuelta. Corte Suprema de Justicia. SP2699-2022(59733). M.P. Fernando León Bolaños Palacios. 




Post Comment

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Search

Recent Post