Delito de lavado de activos y sentencia condenatoria previa. – Buelvas & Melo Abogados Asociados

Su Firma de Confianza

Contáctenos 24/7

Su carrito actualmente está vacío.
MENU
Lavado de activos. ¿Requiere Sentencia Condenatoria Previa por el Delito Base? - Buelvas & Melo Abogados Asociados

Lavado de activos. ¿Requiere Sentencia Condenatoria Previa por el Delito Base?

¿Cuáles son los Elementos Estructurales del Lavado de Activos?

¿Tiene alguna inquietud acerca del delito de lavado de activos? En Buelvas y Melo Abogados le podemos ayudar presionando aquí.

Contacto de Buelvas y Melo Abogados

De conformidad con lo planteado por la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia en la sentencia con radicado 49906, en esa oportunidad se realizaron algunas precisiones sobre el tipo penal de lavado de activos. Así pues, la Corte señaló lo siguiente: “Del contenido de la norma, entonces, se extraen los siguientes elementos estructurales del tipo penal de lavado de activos:

  • En primer lugar, debe constatarse la conjugación de alguno de los verbos rectores descritos en el artículo 323, es decir y solo a manera de ejemplo: adquirir, resguardar, invertir, transportar, transformar, custodiar o administrar bienes).
  • En segundo lugar, es necesario verificar que esa conducta recaiga sobre bienes que tengan su origen mediato o inmediato en alguna de las actividades delictivas incluidas en dicha disposición”.

En relación con las actividades delictivas que sirven de origen para el lavado de activos, la Corte recordó que: “No se discute la necesidad de probar la realización de alguno de los verbos contenidos en la norma, siguiendo un criterio jurisprudencial pacífico al respecto”.

Por otro lado, la Corte enfatizó que: “La controversia radica en el nivel de conocimiento que debe alcanzarse frente al segundo elemento estructural del tipo penal: el origen mediato o inmediato de los bienes en alguna de las actividades ilícitas allí descritas”. En relación al anterior punto, se señaló lo siguiente: “En primer lugar, que el delito de lavado de activos es autónomo respecto de las actividades delictivas que dieron origen, mediato o inmediato, a los bienes sobre los que recae la conducta. En segundo lugar, que, por tal razón, no se requiere que exista una sentencia condenatoria por un delito en específico del que se hayan derivado dichos bienes o ganancias. Tampoco es exigible la demostración de que el delito base se cometió en específicas circunstancias de tiempo, modo y lugar. Basta con que se establezca que los bienes sobre los que recae la conducta tienen origen mediato o inmediato en alguna de las actividades al margen de la ley que enlista la norma. Tampoco se requiere que la persona a la que se le acusa por el lavado de activos haya participado en alguna de las actividades ilícitas que dieron origen a esos capitales. Lo que sí se exige es que el origen ilícito de los recursos se encuentre debidamente probado, ya sea a través de prueba directa o indirecta, como es el caso de los indicios”. (negrillas y cursiva fuera del original).

De cara a fortalecer el argumento transcrito, la Corte recordó lo plasmado en lo expuesto en la sentencia SP-282-2017, dicha sentencia estableció lo siguiente: 

  • Uno de los elementos del delito de lavado de activos es el origen directo o indirecto de los bienes sobre los que recaen los verbos rectores incluidos en la norma, en alguna de las actividades referidas en el artículo 323 del Código Penal (de secuestro, narcotráfico, etc.);
  • Por tanto, ese aspecto inexorablemente debe hacer parte del tema de la prueba;
  • Ese elemento del tipo penal, como los demás, debe demostrarse en el nivel de certeza –racional- (Ley 600 de 2000) o convencimiento más allá de duda razonable (Ley 906 de 2004);
  • Su acreditación puede hacerse a través de “prueba directa” o “prueba indirecta”;
  • No es necesario que exista una condena previa por los delitos que generaron los bienes o las ganancias sobre los que recaen las acciones descritas en el artículo 323;
  • Tampoco es imperioso que se establezca que los delitos que dieron lugar a dichas ganancias o bienes ocurrieron en determinadas condiciones de tiempo, modo o lugar, pues lo determinante es establecer el origen directo o indirecto de ese patrimonio, en la actividad ilícita;
  • No existe un régimen de tarifa legal para la valoración de los hechos indicadores, por lo que el juzgador debe evaluar en cada caso si los datos le imprimen suficiente fuerza a la conclusión;
  • Cuando la Fiscalía logra demostrar la hipótesis de la acusación, en el nivel de conocimiento indicado, la demostración de la plausibilidad de las hipótesis alternativas corre a cargo de la defensa cuando es quien tiene más fácil o exclusivo acceso a las pruebas;

Mientras la hipótesis de la acusación debe demostrarse en el nivel de certeza (racional) o convencimiento más allá de duda razonable, las hipótesis alternativas que alega la defensa, si bien no están sometidas a ese estándar, deben ser verdaderamente plausibles”.




Post Comment

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Search

Recent Post