✅ Diferencia entre el contrato de mandato y la representación judicial. – Buelvas & Melo Abogados Asociados

Su Firma de Confianza

Contáctenos 24/7

Su carrito actualmente está vacío.
MENU
Conozca la diferencia entre el contrato de mandato y la representación judicial. - Buelvas & Melo Abogados Asociados

Conozca la diferencia entre el contrato de mandato y la representación judicial.

Le correspondió a la Comisión Nacional de Disciplina Judicial resolver el recurso de apelación incoado por el sujeto disciplinado, ocasión en la que se recordó la diferencia entre el contrato de mandato y la representación judicial.

A efectos de que debe entenderse como “representación judicial”, resulta necesario tener en cuenta lo expuesto por la Comisión en providencia del 22 de junio de 2023,[1] en la que se indicó la diferencia entre mandato y esa representación, así:

“En ese orden de ideas, sobre el mandato y la representación judicial, es menester traer a colación lo consignado por la doctrina:

Antes que nada, se debe comprender qué significa o qué se entiende por contrato de mandato, pues este contrato precede al acto de apoderamiento, en otras palabras, es el contrato de mandato el que origina la relación jurídico sustancial entre el cliente y el defensor judicial, esto es, antes de la representación judicial (salvo en los casos de apoderados de oficio) primero se celebra el contrato de mandato, luego se instrumentaliza el poder y finalmente se desarrolla la representación dentro del proceso judicial.

El contrato de mandato es un negocio jurídico en virtud del cual un sujeto denominado “mandante” confía a otro denominado “mandatario” la gestión de uno o más negocios, siendo el mandatario un sujeto que actúa por cuenta y riesgo del mandante (Código Civil, art. 2142). En el mandato judicial, donde el mandante es el cliente y el mandatario es el abogado, la obligación de este último es aplicar todo su conocimiento y toda su diligencia para la obtención del éxito en su gestión, asumiendo el profesional del derecho una obligación de medio y no de resultado.

Pasando al apoderamiento judicial, este es un acto unilateral del poderdante (cliente), el cual, puede ser aceptado o no por el abogado. En caso de que el abogado acepte, quedará autorizado para actuar en nombre y representación del poderdante. Este apoderamiento judicial se puede conferir mediante dos (2) clases de poder, el general o el especial (Código General del Proceso, art. 74).” (Negrillas fuera del texto)

De conformidad con lo anterior, se puede extraer que, en primer lugar, se efectúa el mandato, luego se extiende el poder, como acto de apoderamiento judicial y finalmente se ejecuta la representación judicial al interior del proceso.

Comisión Nacional de Disciplina Judicial. Radicado 201801142. M.P. Diana Marina Vélez Vásquez.

 

[1] Comisión Nacional de Disciplina Judicial, sentencia No. 1100110200020200064001 M.P. Mauricio Rodríguez Tamayo.

 




Post Comment

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Search

Recent Post