No se configura de manera automática la falta de defensa técnica cuand – Buelvas & Melo Abogados Asociados

Su Firma de Confianza

Contáctenos 24/7

Su carrito actualmente está vacío.
MENU
No se configura de manera automática la falta de defensa técnica cuando el abogado decide no practicar el contrainterrogatorio a los testigos de la Fiscalía. - Buelvas & Melo Abogados Asociados

No se configura de manera automática la falta de defensa técnica cuando el abogado decide no practicar el contrainterrogatorio a los testigos de la Fiscalía.

Se resolvió la admisibilidad de la demanda de casación presentada por el defensor del acusado, aduciendo la falta de defensa técnica en el juicio oral, en razón a que el entonces abogado se limitó a escuchar los testigos de la fiscalía y se abstuvo de contrainterrogar a la madre de la menor. Sobre este particular, la Sala de Casación Penal, se pronunció en el siguiente aspecto.

Debe decirse que el ejercicio de la defensa no se encuentra condicionada a la práctica de los contrainterrogatorios de los testigos de la Fiscalía, como parece entenderlo en su demanda, más aun cuando se sabe que, de acuerdo con el artículo 391 de la Ley 906 de 2004, son preguntas cuya formulación está sujeta a la discrecionalidad del defensor, pudiendo abstenerse de hacerlo cuando no sea su interés confrontar a los declarantes por esa vía del interrogatorio cruzado, ya sea porque no exista manera de impugnar su credibilidad o porque en ese propósito podría motivar que el testigo se reafirme en situaciones perjudiciales para el acusado.

Así, entonces, es connatural al ejercicio de la defensa en materia de contrainterrogatorios que en algunas oportunidades se haga uso de esa facultad, mientras que en otras no se estime pertinente emplear esa técnica procesal por parte del defensor. Además, el contrainterrogatorio, para que sea efectivo, no tiene que circunscribirse a un determinado número de preguntas, correspondiendo en todo caso a quien lo formula establecer, en función de la necesidad y la oportunidad con sus intereses, conocer cuándo resulta conveniente una intervención de esa naturaleza.

Adicionalmente, no puede olvidarse que como de tiempo atrás lo viene reiterando la Sala, la ley procesal penal prevé otros mecanismos para ejercer el derecho de defensa, entre ellos, a través de la impugnación de las decisiones que valora los testimonios o presentando su personal criterio sobre su poder demostrativo en los alegatos de conclusión:

Como se adujo en la misma decisión impugnada con fundamento en amplia, pacífica y reiterada jurisprudencia de la Sala, el derecho de contradicción no se circunscribe a la posibilidad de contrainterrogar a los testigos, pues su ámbito es mucho más amplio y, por tanto, puede ejercerse con la crítica que se formula al mismo medio de prueba al momento de presentar alegatos, o en la interposición y sustentación de los recursos legales, ora mediante la solicitud de pruebas que los desvirtúe[1]

Corte Suprema de Justicia.

 

[1] CSJ SP, 29 may. 2012, rad. 37915.


Tags



Post Comment

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Search

Recent Post