El delito de acoso sexual y la persistencia de los actos. – Buelvas & Melo Abogados Asociados

Su Firma de Confianza

Contáctenos 24/7

Su carrito actualmente está vacío.
MENU
En el delito de acoso sexual, la continuidad o reiteración no necesariamente demanda de días o de un lapso prolongado de tiempo, pero sí de persistencia por parte del acosador. - Buelvas & Melo Abogados Asociados

En el delito de acoso sexual, la continuidad o reiteración no necesariamente demanda de días o de un lapso prolongado de tiempo, pero sí de persistencia por parte del acosador.

En el único cargo propuesto en la demanda de casación penal, el censor cuestionó la sentencia condenatoria emitida por el Tribunal, respecto de la configuración del delito de acoso sexual, indicando que resulta exigible una sucesión de actos, que en el presente caso no se prolongaron en días ni meses, sino que se trató de un evento aislado. La Corte señaló lo siguiente:

Esto ha precisado la Corte:

…el acoso sexual, en sus varios verbos rectores, dice relación con una suerte de continuidad o reiteración, que no necesariamente, aclara la Corte, demanda de días o de un lapso prolongado de tiempo, pero sí de persistencia por parte del acosador.

Ello, estima la Sala, para evitar que por sí misma una manifestación o acto aislado puedan entenderse suficientes para elevar la conducta a delito, independientemente de su connotación o efecto particular, en el entendido que la afectación proviene de la mortificación que los agravios causan a la persona.

Desde luego, es posible advertir que el bien jurídico tutelado –libertad, integridad y formación sexuales-, puede verse afectado con un solo acto, manifestación o roce físico, pero se entiende que para evitar equívocos el legislador, dado que aplicó un criterio bastante expansivo de la conducta, estimó prudente consagrar punibles solo los actos reiterados, persistentes o significativos en el tiempo, y así lo plasmó en la norma con la delimitación de dichos verbos rectores, compatibles con la noción de acoso.

De haberse pretendido sancionar penalmente hechos aislados o individuales, bastaba con así referenciarlo a través de verbos como “insinuar”, “manifestar”, “solicitar” o “realizar”, como así sucede en la ley penal española, donde a más de circunscribirse el delito a ámbitos laboral, docente o de prestación de servicios, directamente se sanciona a quien “solicitare favores de naturaleza sexual para sí o para un tercero”.

Se resalta, eso sí, que el asedio, entre otros verbos contemplados en la norma examinada, no reclama de prolongación en el tiempo, sino de insistencia en el actuar, que se traduce en la inequívoca pretensión de obtener el favor sexual a pesar de la negativa reiterada de la víctima.

Corte Suprema de Justicia.

Tags



    Post Comment

    Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

    Search

    Recent Post