Diferencia entre la legitimación en el proceso y en la causa. – Buelvas & Melo Abogados Asociados

Su Firma de Confianza

Contáctenos 24/7

Su carrito actualmente está vacío.
MENU
Diferencia entre la legitimación en el proceso y en la causa. - Buelvas & Melo Abogados Asociados

Diferencia entre la legitimación en el proceso y en la causa.

El artículo 182 de la Ley 906 de 2004 “Están legitimados para recurrir en casación los intervinientes que tengan interés, quienes podrá hacerlo directamente si fueren abogados”.

La norma citada, regula dos clases de legitimación: i) la legitimación en el proceso (o legitimatio ad processum) y ii) la legitimación en la causa (o legitimatio ad causam).

La primera (legitimatio ad processum), puede ser entendida como la potestad para acudir al órgano jurisdiccional. Se produce cuando la acción es ejercitada por aquél que tiene aptitud para hacer valer el derecho que se cuestiona, bien porque se ostente como titular de ese derecho o porque se cuente con la representación legal de dicho titular.

En otras palabras, como lo ha señalado la Corte en reiteradas oportunidades, “la legitimación en el proceso constituye uno de los presupuestos de procedencia de la impugnación de las providencias judiciales, en virtud de la cual, es preciso que el recurrente ostente la condición de sujeto procesal habilitado para actuar”.[1]

La segunda (legitimación en la causa), hace referencia al interés jurídico para atacar el proveído, esto es, “(… ) que la decisión le cause perjuicio a sus intereses, pues no hay lugar a inconformidad frente a providencias que le reporten un beneficio o que simplemente no lo perjudiquen. Sobre el particular, el artículo 186 del estatuto procesal penal [de 2000] dispone que ‘los recursos ordinarios podrán interponerse por quien tenga interés jurídico”.[2]

Se identifican como ejemplos de falta de legitimación la causa, entre otros, la ausencia de identidad de materia entre lo debatido en el recurso de apelación y lo planteado en la demanda de casación o, en caso de sentencias obtenidas por vía de allanamientos o preacuerdos, discutir aspectos que impliquen retractación respecto de lo aceptado.

Igualmente, no cuenta con legitimación en la causa quien acusado por tentativa de homicidio y condenado por lesiones personales dolosas, su defensor alegue en casación mantener la congruencia entre acusación y sentencia, pues de prosperar tal planteamiento perjudicaría al procesado; de la misma manera la parte defensiva carece de interés para atacar en casación el fallo absolutorio, salvo que demuestre un detrimento específico. Corte Suprema de Justicia. AP684-2023(62006). M. P. Hugo Quintero Bernate.

 

[1]  CSJ, Sentencia de 23 de febrero de 2005 , Rad. 22758. Concepto reiterado en providencia de 02 de diciembre de 2008, Rad. 30771.

[2]  Ibidem.




Post Comment

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Search

Recent Post