El “evento similar” y las víctimas de secuestro o desplazamiento – Buelvas & Melo Abogados Asociados

Su Firma de Confianza

Contáctenos 24/7

Su carrito actualmente está vacío.
MENU
El “evento similar” y la víctima de secuestro o desplazamiento forzado - Buelvas & Melo Abogados Asociados

El “evento similar” y la víctima de secuestro o desplazamiento forzado

Para que las manifestaciones previas de un testigo sean admisibles como prueba de referencia, entre otros supuestos, debe existir la imposibilidad de ubicarlo, encontrarlo o tener contacto con él, indicó la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia en un reciente pronunciamiento.

De conformidad con el artículo 438.b de la Ley 906 de 2004, únicamente es admisible la prueba de referencia cuando el declarante, entre otros casos, “es víctima de un delito de secuestro, desaparición forzada o evento similar”. La Corte ha considerado que la expresión “evento similar” contenida en el precepto citado hace referencia a situaciones análogas a las expresamente tasadas, ya sea por su naturaleza o porque participan de las particularidades que le son comunes. En este sentido, se ha referido a los casos en los cuales el declarante no se halle disponible como testigo y tal indisponibilidad obedezca a situaciones especiales de fuerza mayor, que no puedan ser racionalmente superadas. Ello podría ser como consecuencia de la desaparición voluntaria del declarante o su imposibilidad de localización[1].

La indisponibilidad del declarante tiene que ver con la finalidad precisa de la regla citada, vinculada a casos singularmente excepcionales, en los cuales no es posible tener al testigo en el juicio oral. Por su parte, la fuerza mayor se halla relacionada con el carácter insuperable de los motivos que justifican las distintas hipótesis relacionadas en la norma. Las características anteriores hacen que el supuesto previsto como “evento similar” sea análogo a los casos legislativamente contemplados[2].

Ahora, la situación de fuerza mayor, ha clarificado la Sala, debe ser razonablemente insuperable, como la desaparición voluntaria del testigo y la imposibilidad de ubicarlo, encontrarlo o tener contacto con él[3]. Claramente, la parte interesada tiene que desplegar actividades encaminadas a la localización del testigo[4]. Ello es más exigente para la Fiscalía, dado que la entidad cuenta con medios e infraestructura que le otorgan mayores posibilidades de ubicar una persona. Corte Suprema de Justicia. SP178-2023(60795). M. P. Myriam Ávila Roldán.

 

[1] CSJ SP de 6 de marzo de 2008, rad. 27477.

[2] Ibídem.

[3] CSJ SP de 9 de octubre de 2013, rad. 36518.

[4] CSJ SP de 21 de septiembre de 2011, rad. 36023.


Tags



Post Comment

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Search

Recent Post