La compulsa de copias se debate en el proceso disciplinario. – Buelvas & Melo Abogados Asociados

Su Firma de Confianza

Contáctenos 24/7

Su carrito actualmente está vacío.
MENU
La compulsa de copias se debate en el proceso disciplinario y no ante el juez de tutela. - Buelvas & Melo Abogados Asociados

La compulsa de copias se debate en el proceso disciplinario y no ante el juez de tutela.

El accionante consideró vulnerados sus derechos fundamentales al buen nombre y debido proceso con la orden de compulsar copias disciplinarias. En primera y segunda instancia le fue negado el amparo solicitado, señalando la Sala de Decisión de Acciones de Tutela No. 2 de la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia que este asunto debe ser dirimido por la autoridad disciplinaria y no por el juez de tutela.  

Se debe precisar al accionante que, de tiempo atrás, la Corte Constitucional tiene dicho que la orden para iniciar una investigación de carácter penal o disciplinaria no puede considerarse como lesiva de derechos fundamentales.[1]

En línea con lo anterior, esta Corte ha enseñado que la orden de compulsar copias es un trámite de mero impulso no susceptible de ser atacado a través de la interposición de recursos:

“[…] cuando en el trámite de los procesos los operadores judiciales encuentran hechos diferentes a los investigados o juzgados que en su criterio pueden configurar delitos o faltas disciplinarias investigables de oficio, resulta viable que informen tal situación a la autoridad competente a través de la compulsa de copias, decisión que no es recurrible, “no sólo por constituir un aspecto colateral, sino porque cualquier controversia sobre la viabilidad de iniciar o no la acción a que hubiere lugar, corresponde dirimirla al funcionario competente y no al que, en cumplimiento de su deber legal, se limita simplemente a informarlo” (Cfr. CSJ AP del 6 de septiembre de 2000, Rad. No. 16725; 28 de abril de 1992, Rad. No. 3525; 11 de mayo de 1994, Rad. No. 8989; 17 de agosto de 2000, Rad. No. 15862, énfasis agregado).[2]

A partir de lo expuesto, fácil resulta concluir la improcedencia del amparo, en tanto es potestad y deber de las autoridades judiciales ordenar la compulsa de copias cuando se advierta la posible configuración de una falta con trascendencia penal o disciplinaria.

Además, por tratarse de una mera orden, no es procedente cuestionar la motivación ofrecida para compulsar copias, pues, corresponderá a la autoridad competente determinar si la falta advertida efectivamente se estructuró o no.

En todo caso, se reitera al demandante que está en posibilidad de comparecer ante la autoridad que tenga a cargo la investigación disciplinaria correspondiente y ejercer allí sus derechos de defensa y contradicción.

Corte Suprema de Justicia.

 

[1] Sentencia T-738 de 2007.  

[2] Sentencia AP2747-2014, citada entre otras en sentencia STP15879-2022.  




Post Comment

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Search

Recent Post