Estipulaciones probatorias (concepto y elementos). – Buelvas & Melo Abogados Asociados

Su Firma de Confianza

Contáctenos 24/7

Su carrito actualmente está vacío.
MENU
Estipulaciones probatorias (concepto y elementos). - Buelvas & Melo Abogados Asociados

Estipulaciones probatorias (concepto y elementos).

Lo primero que se ha de indicar es que, de conformidad con lo establecido en el parágrafo del artículo 356 del Código de Procedimiento Penal (Ley 906 de 2004), las estipulaciones probatorias se definen como «los acuerdos celebrados entre la Fiscalía y la defensa para aceptar como probados alguno o algunos de los hechos o sus circunstancias».

En el mismo sentido, el inciso 4° del artículo 10° del mismo estatuto procedimental, establece que el juez autorizará las estipulaciones cuando «versen sobre aspectos en los cuales no haya controversia sustantiva, sin que implique renuncia de los derechos constitucionales».

Por tanto, las estipulaciones probatorias según la manera en que fueron concebidas por el legislador, son:

i) un acto procesal de partes;
ii) bilateral por cuanto surge del consenso entre estas;
iii) recaen sobre los hechos y circunstancias que interesan al proceso, es decir, respecto de temas de prueba;
iv) no pueden conllevar la renuncia de garantías constitucionales, como la de no autoincriminación; y,
v) su validez está sujeta a la aprobación del juez. (CSJ SP903- 2021, Rad. 56180).

Como su valor está sujeto al asentimiento del juez, el funcionario ante quien se presentan debe verificar que las mismas:

i) se refieran a hechos concretos y no a pruebas,
ii) estén formuladas en términos comprensibles y sin ambigüedades,
iii) no desvirtúen la acusación,
iv) no impliquen aceptación ni exención de la responsabilidad, ni renuncia de derechos fundamentales (como a la no autoincriminación),
v) no impliquen renuncia o extinción de la acción penal; y,
vi) no constituyan una valoración jurídica (CSJ SP1960-2022. Rad. 49981).

Así mismo, en decisión SP903-2021 Radicado 56180, la Sala reiteró su postura en torno a cuál es el objeto de las estipulaciones probatorias (hechos jurídicamente relevantes y no las pruebas). Así lo puntualizó en esa oportunidad:

“Los aspectos fácticos que conforman el tema de prueba son los “hechos jurídicamente relevantes” (art. 288.2 y 337.2), es decir, los que integran el supuesto de la norma jurídico penal, incluyendo sus hechos indicadores y las cuestiones factuales de la autenticación de evidencias. Por ello, como se indicó en la sentencia SP9621-2017, jul. 5, rad. 44932, pueden ser objeto de estipulación:

“(i) uno o varios hechos jurídicamente relevantes,

 (ii) uno o varios hechos indicadores, y

 (iii) uno o varios de los referentes fácticos de la autenticación de las evidencias físicas o documentos”. En suma, solo pueden estipularse aspectos fácticos, no solo porque ello es de la esencia de este tipo de acuerdos, tal y como lo dispone el artículo 356 del C.P.P., sino además porque tal delimitación es necesaria para la claridad de este tipo de acuerdos, que constituye uno de los principales requisitos de su admisibilidad (auto AP, oct. 26/2011, rad. 36445). En consecuencia, no es viable estipular las “pruebas del proceso penal”, tal y como se advirtió expresamente en la sentencia SP5336-2019, dic. 4, rad. 50696, y ello es así por las siguientes razones adicionales: (…)

(i) el efecto principal de la estipulación es sustraer del debate algunos hechos o sus circunstancias;

(ii) ello, naturalmente, incide en las decisiones de los jueces sobre las pruebas que se deben practicar en el juicio;

(iii) en esa fase, el juez no conoce –ni debe conocer- el contenido de las pruebas;

(iv) por tanto, si las partes estipulan pruebas, y no hechos, el juez no tendrá elementos de juicio para establecer cuáles aspectos factuales no serán objeto de controversia, ni, en consecuencia, para decidir sobre la admisibilidad de los medios de conocimiento solicitados por cada parte para sustentar su teoría del caso. Así, por ejemplo, si las partes “estipulan” la historia clínica o la necropsia, mas no uno o varios hechos que pudieran ser demostrados con esos documentos (cuyo contenido es complejo, en cuanto puede abarcar declaraciones del perito y de terceros, opiniones, etcétera), el juez no tendrá elementos para establecer cuáles aspectos del tema de prueba quedaron abarcados con las estipulaciones y ello, naturalmente, afectaría las decisiones acerca de las pruebas que se practicarán en el juicio.

i) Una declaración previa no constituye prueba, por el contrario, en principio, solo puede ser usada en juicio para refrescar memoria o impugnar credibilidad; la prueba es la declaración que se vierte testimonio dentro del juicio, respetando las garantías propias del proceso y principios como la inmediación y contradicción. Y
ii) Es jurídicamente inválido estipular el poder suasorio, o el grado de convicción que se asigna a una declaración o evidencia. Así, solo de manera excepcional, en aquellos eventos en los que se esté ante una prueba de referencia admisible (artículo 438 Ley 906 de 2004), las declaraciones podrán constituir prueba autónoma. Corte Suprema de Justicia. SP3215-2022(51984). M. P. Fernando León Bolaños Palacios.

Consulte la providencia completa presionando aquí.




Post Comment

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Search

Recent Post