Falta de Protocolo y Decoro del Juez Como Abuso de Autoridad – Buelvas & Melo Abogados Asociados

Su Firma de Confianza

Contáctenos 24/7

Su carrito actualmente está vacío.
MENU
¿Es la Falta de Protocolo y Decoro del Juez Abuso de Autoridad? - Buelvas & Melo Abogados Asociados

¿Es la Falta de Protocolo y Decoro del Juez Abuso de Autoridad?

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia resolvió la apelación interpuesta por la Fiscalía contra la decisión que negó la preclusión por el delito de abuso de autoridad por acto arbitrario e injusto.

En el transcurso de la práctica de los testimonios, el juez requirió a una abogada defensora por las objeciones e interferencias que impedían el normal desarrollo de la diligencia. Posteriormente, en virtud de la una denuncia presentada, se inició la indagación y el fiscal encargado solicitó la preclusión por atipicidad del hecho investigado.

El delito de abuso de autoridad por acto arbitrario e injusto.

El Código Penal en el artículo 416, tipifica el abuso de autoridad por acto arbitrario e injusto. Su descripción típica es la siguiente:

“El Servidor público que fuera de los casos especialmente previstos como conductas punibles, con ocasión de sus funciones o excediéndose en el ejercicio de ellas, cometa acto arbitrario e injusto, incurrirá en multa y pérdida del empleo o cargo público”.

La conducta consiste en la perpetración por el servidor público de un acto arbitrario e injusto con

  • i) Ocasión de las funciones públicas que desempeña o
  • ii) Exceso en el ejercicio de ellas.

Este delito es el puro y simple abuso del poder. En la primera modalidad, el servidor público abusa de la facultad al ejercerla de manera indebida. En la segunda, actúa sin fundamento legal en cuanto al exceso en su desempeño.

Lo que hace típica la conducta de abuso de autoridad no es la falta de protocolo y decoro, ni la omisión en aplicar las medidas correccionales, sino la arbitrariedad e injusticia del acto cometido con ocasión de sus funciones o con exceso de ellas.

Tampoco lo es el ánimo de imponer su poder, en tanto tal manifestación no desborde las funciones a su cargo. El ejercicio enérgico del poder, incluso necesario a veces, en sí mismo no es arbitrario e injusto; lo será cuando el servidor público mediante él, rebasa el límite de las facultades otorgadas en el sentido descrito por el tipo penal.

El Caso Concreto.

Las expresiones utilizadas por el juez, donde hizo referencia a los personajes “chimoltrufia” y “señora que vende la chicha, acudió a comparaciones inapropiadas con el propósito de llamar la atención sobre la necesidad de que la defensa obrara con lealtad procesal y respetara el orden del acto público.

Por lo anterior, se descartó la configuración del tipo objetivo y se revocó la decisión, en su lugar, se declaró la preclusión de la actuación penal seguida por el delito de el abuso de autoridad por acto arbitrario e injusto. Corte Suprema de Justicia. AP949-2022(60716). (M.P. Myriam Ávila Roldán).

 




Post Comment

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Search

Recent Post