Inhabilidad para el ejercicio de cargos o funciones públicas. – Buelvas & Melo Abogados Asociados

Su Firma de Confianza

Contáctenos 24/7

Su carrito actualmente está vacío.
MENU
¿Se vulnera el principio de no dos veces lo mismo resuelto cuando se impone la inhabilidad temporal e intemporal de funciones públicas? - Buelvas & Melo Abogados Asociados

¿Se vulnera el principio de no dos veces lo mismo resuelto cuando se impone la inhabilidad temporal e intemporal de funciones públicas?

Inhabilidad para el ejercicio de cargos o funciones públicas.

Con relación a la inhabilidad de funciones públicas a perpetuidad, la Sala de Casación Penal ha manifestado que la inhabilidad general es sin perjuicio de la intemporal o vitalicia de que trata el inciso 5° del artículo 122 de la Constitución Política, modificado por los Actos legislativos 01 de 2004 e inciso 4° del 01 de 2009, respectivamente, que impiden inscribirse como candidato a cargos de elección popular, ser elegido, ser designado servidor público y contratar con el Estado directamente o por interpuesta persona, la cual opera de pleno derecho para quienes hayan sido condenados, en cualquier tiempo por delitos «relacionados con la pertenencia, promoción o financiación de grupos armados ilegales», entre otros[1].

En concreto, ha precisado la jurisprudencia que la inhabilidad intemporal opera de pleno derecho, sin que vulnere el principio de non bis in ídem imponerla simultáneamente con otro tipo de sanción de esa especie, de no hacerlo para los delitos allí descritos entre los que se encuentra el aquí estudiado, se constituye en una omisión del funcionario judicial.

(…) “La imposición simultánea de las inhabilidades temporal e intemporal no quebranta el principio non bis in ídem. Y sea que la regulada en la norma constitucional se fije explícitamente en la sentencia o no, se entenderá que en los casos aquí considerados el condenado queda privado a perpetuidad de los derechos a inscribirse como candidato a cargos de elección popular, a ser elegido o designado como servidor público y a contratar con el Estado directamente o por interpuesta persona. Y temporalmente, por el término establecido en el fallo, queda privado de la facultad de elegir, del ejercicio de cualquier otro derecho político (menos el de acceso al desempeño de funciones y cargos públicos –Art. 40-7 de la Constitución—, pues su prohibición es intemporal) y el de recibir las dignidades y honores que confieran las entidades oficiales, que naturalmente no comporten el ejercicio de una función pública. (Subraya fuera de texto, radicado 36511 de 19 de junio de 2013).”

Corte Suprema de Justicia. SEP059-2023(27700). M. P. Ariel Augusto Torres Rojas.

 

[1] Cfr. CSJ SP6019-2017, rad. 30716. Se cita: «CSJ SP, 19 jun 2013, rad. 36511 y CC C-630/12».




Post Comment

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Search

Recent Post