✅ La corroboración periférica en los delitos sexuales. – Buelvas & Melo Abogados Asociados

Su Firma de Confianza

Contáctenos 24/7

Su carrito actualmente está vacío.
MENU
La corroboración periférica en los delitos sexuales. - Buelvas & Melo Abogados Asociados

La corroboración periférica en los delitos sexuales.

Le correspondió a la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Penal, resolver el recurso de casación contra la sentencia condenatoria emitida en segunda instancia por el Tribunal Superior de Medellín, que condenó al procesado como autor responsable del delito de acceso carnal abusivo con menor de catorce años agravado, en concurso homogéneo.

¿Tiene alguna inquietud relacionada con Delitos Sexuales? En Buelvas y Melo Abogados le podemos ayudar presionando aquí.

Contacto de Buelvas y Melo Abogados

En el ámbito de los delitos sexuales que tienen por víctimas a menores de edad se ha considerado que su versión es crucial en la demostración de la materialidad y la responsabilidad delictivas; y adquiere superlativa connotación cuando tiene respaldo en otros medios de convicción, lo cual, ha explicado la Sala, tiene correspondencia con la figura del derecho español conocida como “corroboración periférica”, referida

[…] a cualquier dato que pueda hacer más creíble la versión de la víctima, entre ellos: (i) la inexistencia de razones para que la víctima y/o sus familiares mientan con la finalidad de perjudicar al procesado ; (ii) el daño psíquico causado a raíz del ataque sexual ; (iii) el estado anímico de la víctima en los momentos posteriores a la ocurrencia de los hechos; (iv) regalos o dádivas que el procesado le haya hecho a la víctima, sin que exista una explicación diferente de propiciar el abuso sexual, entre otros.

Entre las posibles formas de corroboración del testimonio de la víctima, según las particularidades del caso, en la anotada decisión se expuso que podrían tenerse multiplicidad de factores establecidos en la investigación con otros medios cognitivos en el marco de la libertad probatoria; ejemplos de ello: i) el daño psíquico sufrido por el menor; ii) los cambios comportamentales de la víctima; iii) las características del inmueble o el lugar donde ocurrió el abuso sexual; iv) la verificación de que los presuntos víctima y victimario pudieron estar a solas según las circunstancias de tiempo y lugar incluidas en la teoría del caso; v) las actividades realizadas por el procesado para procurar estar a solas con la víctima; vi) los contactos que la presunta víctima y el procesado hayan tenido por vía telefónica, a través de mensajes de texto, redes sociales, etcétera; vii) la explicación de por qué el abuso sexual no fue percibido por otras personas presentes en el lugar donde el mismo tuvo ocurrencia, cuando ello sea pertinente; y viii) la confirmación de circunstancias específicas que hayan rodeado el abuso sexual, entre otros posibles. Corte Suprema de Justicia. SP133-2023(53508). M. P. Hugo Quintero Bernate.




Post Comment

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Search

Recent Post