La Fiscalía y la definición de los hechos jurídicamente relevantes – Buelvas & Melo Abogados Asociados

Su Firma de Confianza

Contáctenos 24/7

Su carrito actualmente está vacío.
MENU
La Fiscalía y la definición de los hechos jurídicamente relevantes. - Buelvas & Melo Abogados Asociados

La Fiscalía y la definición de los hechos jurídicamente relevantes.

La Fiscalía debe definir de manera clara, completa y suficiente los hechos jurídicamente relevantes.

La Sala ha reiterado que, si la fiscalía no define de manera clara, completa y suficiente los hechos por los que se atribuye la o las conductas, se podría vulnerar el debido proceso y el derecho de defensa, pues se niega al indiciado o imputado la posibilidad de conocer por qué hechos se le vincula o está siendo investigado y con ello la posibilidad de defenderse frente a esos cargos (núcleo fáctico).

En esta oportunidad, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Penal, resolvió el recurso de apelación interpuesto por el defensor del acusado, contra el auto AEP-061-2022, rad. 00539, por medio del cual el a quo se abstuvo de decretar la nulidad de la formulación de imputación solicitada planteada por dicho sujeto procesal. El magistrado ponente presentó aclaración de voto.

En Sentencia SP14792-2018 (Rad. 52507), se expresó:

“Entonces, si la imputación y la acusación no contienen de forma suficiente ese elemento toral, apenas puede concluirse que no cumplió con su cometido y, así, el debido proceso en toda su extensión ha sido afectado, reclamando de condigna invalidez, única forma de restañar el daño causado en el asunto que se examina.    

A este respecto, la Corte no puede dejar de llamar la atención acerca de la necesidad de intervención del juez en este tipo de temas, pues, si se ha advertido que la esencia de las audiencias de formulación de imputación y acusación, reclama de adecuada y suficiente definición de los hechos jurídicamente relevantes, al punto que de no hacerse ello genera afectación profunda de la estructura del proceso y consecuente nulidad, la labor del funcionario judicial no puede erigirse pasiva, al amparo de una mal entendida imparcialidad.

(…)

Así las cosas, siendo requisito sustancial de las audiencias de formulación de imputación y de acusación, la presentación clara y completa de los hechos jurídicamente relevantes, es deber del juez de control de garantías y el de conocimiento, velar porque ese presupuesto se cumpla.”

Bajo ese marco interpretativo, la Sala de manera reiterada, ha definido que para la construcción correcta de los hechos jurídicamente relevantes es imprescindible que:

“(i) se interprete de manera correcta la norma penal, lo que se traduce en la determinación de los presupuestos fácticos previstos por el legislador para la procedencia de una determinada consecuencia jurídica; (ii) el fiscal verifique que la hipótesis de la imputación o la acusación abarque todos los aspectos previstos en el respectivo precepto; y (iii) se establezca la diferencia entre hechos jurídicamente relevantes, hechos indicadores y medios de prueba, bajo el entendido que la imputación y la acusación concierne a los primeros, sin perjuicio de la obligación de relacionar las evidencias y demás información recopilada por la Fiscalía durante la fase de investigación –entendida en sentido amplio-, lo que debe hacerse en el respectivo acápite del escrito de acusación.”[1]

La correcta imputación de los hechos jurídicamente relevantes es un imperativo; pues una falla esencial en su comunicación podría generar diversas consecuencias; entre ellas: a) nulidad por afectación del derecho a la defensa; b) incongruencia, si el núcleo factual comunicado en la audiencia de imputación se altera en la acusación o en el fallo, en el sentido de producir consecuencias jurídicas adversas al procesado; y c) eventual absolución, total o parcial de los cargos atribuidos al implicado.

  • Sala de Casación Pena, Sentencia SP5543-2015 (15 de abril; rad. 43211):

“Y es que esa precisión que se exige de la Fiscalía desde la formulación de imputación de informar al imputado los hechos y circunstancias, con las consecuencias jurídicas que aparejan, habilita el ejercicio pleno del derecho de defensa a fin de planear la estrategia tendiente a morigerar el poder punitivo estatal, al punto que le permite optar de manera libre, consciente y voluntaria por aceptar los cargos con miras a lograr una sustancial rebaja de la pena o continuar el trámite ordinario para discutir en el juicio los hechos o su responsabilidad, allegando pruebas en su favor o controvirtiendo las que se aducen en su contra”.”

El núcleo fáctico debe mantenerse constante e inalterado desde la audiencia de imputación, en la acusación y en la sentencia, exigencia insoslayable que condiciona la indemnidad del derecho a la defensa y también la congruencia desde la óptica factual.

  • Sala de Casación Pena, Sentencia SP5543-2015 (15 de abril; rad. 43211):

“Con esta perspectiva, la Sala…ha hecho énfasis en el principio de coherencia a fin de que a lo largo del diligenciamiento se preserve en núcleo fáctico entre los actos de formulación de imputación y acusación, estándole vedado al ente investigador adicionar gradualmente hechos nuevos (CSJ SP 8 JUL 2009 RAD. 31280, SP 1° feb. 2012, rad. 36907, entre otras).”

Si la Fiscalía requiere alterar el mencionado núcleo, de modo que se generen consecuencias jurídicas más gravosas para el implicado, o se impacte sobre el derecho a la defensa, entonces, es necesario que promueva una sesión adicional de la audiencia de imputación; por supuesto, hasta en el momento procesal que resulte oportuno.

  • Sala de Casación Penal, Sentencia SP5543-2015 (15 de abril; rad. 43211):

“Cuando surgen nuevas aristas fácticas que conlleven a la configuración de otras hipótesis delictivas será necesario ampliar la formulación de imputación o incluso practicar otra diligencia de esta índole, a fin de no sorprender al procesado, limitante que subsiste en la audiencia de formulación de acusación, en la que si bien el Fiscal puede corregir la acusación, no está facultado para alterar, el aspecto fáctico”

Cabe recordar que el principio de congruencia, en su aspecto fáctico nuclear, se proyecta desde la audiencia de imputación, comprende la acusación y se concreta en la sentencia.

  • Sala de Casación Penal, Sentencia SP-1045 de 2017 (25 de enero; rad: 45521):

“Por eso se entiende que la formulación de imputación ha de ser fáctica y jurídica y que, en relación con aquella se constituye un condicionante de la acusación, o del allanamiento o del preacuerdo, según sea el caso, lo que conlleva a que los hechos no pueden ser modificados, pues desde ese momento procesal debe mediar una correspondencia factual que observe desde entonces su núcleo hasta el proferimiento de las sentencias.

Luego la necesaria congruencia que se materializa entre la acusación al definir los aspectos material, jurídico y personal que será objeto del juicio oral y la sentencia se proyecta desde la imputación (…) Solo es posible acusar y condenar por los hechos que se le dieron a saber al indiciado en la audiencia de formulación de imputación.”

  • Sala de Casación Penal, Sentencia SP4792-2018 (nov. 7, rad: 52507):

 «la obligación de conservar el núcleo central del apartado fáctico opera desde la formulación de imputación, esto es, que dicha delimitación se torna invariable a partir de este hito procesal, hasta que es emitida la sentencia, lo que reclama concluir que cualquier desarmonía sustancial entre estos estados -imputación, acusación y sentencia- resulta violatoria del debido proceso».

Corte Constitucional, Sentencia C-025 de 2010:

«el artículo 448 de la Ley 906 de 2004, interpretado de conformidad con los artículos 29 y 31 Superiores y 8º de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, comporta que el principio de congruencia se entiende igualmente aplicable, dentro de los límites fijados en esta sentencia, a la relación existente entre la imputación de cargos y la formulación de la acusación». Corte Suprema de Justicia. AP767-2023(61690). M. P. Fernando León Bolaños Palacios.

Consulte la providencia completa presionando aquí.

[1] CSJ SP, 08 Marzo 2017, Rad. 44599; CSJSP, 08 Marzo 2017, Rad. 44599, CSJ SP1271-2018, Rad. 51408; CSJ SP072-2019, Rad. 50419; CSJ AP283-2019, Rad. 51539; CSJ SP384-2019, Rad. 49386, entre otras

 




Post Comment

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Search

Recent Post