✅ La tentativa en el feminicidio. – Buelvas & Melo Abogados Asociados

Su Firma de Confianza

Contáctenos 24/7

Su carrito actualmente está vacío.
MENU
La tentativa en el feminicidio. - Buelvas & Melo Abogados Asociados

La tentativa en el feminicidio.

La Sala aclara que el delito de Feminicidio previsto en el artículo 104 A del Código Penal es de resultado, en tanto, el verbo rector de la conducta exige “causar la muerte”, de allí que le sea aplicable el dispositivo amplificador del tipo de la tentativa contemplado en el artículo 27 ídem.

Para lo que interesa, debe recordarse que el delito de Feminicidio fue atribuido al procesado en el grado de tentativa y que, esta figura, conforme al canon en cita, demanda el inicio de actos idóneos e inequívocos para la consumación del ilícito.

Idoneidad de los actos de ejecución

Lo debatido en juicio y los argumentos de alzada invitan a analizar la idoneidad de los actos de ejecución desde dos aspectos, el primero, la capacidad de la acción desarrollada por el procesado para poner en riesgo la vida de la víctima, el segundo, la aptitud de los medios utilizados para alcanzar dicho fin.

Capacidad de la acción y la puesta en riesgo del bien tutelado

En punto a este tema, las lesiones causadas a la víctima dan cuenta de la cercanía o no a la afectación al bien jurídico tutelado y en congruencia, con fundamento en estas, es factible determinar si el procesado ejecutó actos idóneos e inequívocos dirigidos a ese propósito.

Cabe precisar, si bien la doctrina y la jurisprudencia han decantado que en lo dogmático la tentativa de homicidio no requiere la producción de lesiones corporales, en lo probatorio a partir de estas se puede inferir si la acción desplegada por el agresor tuvo la aptitud de atentar contra la vida de la víctima.

Los medios utilizados para lesionar a la víctima

La idoneidad de los actos ejecutivos para poner en riesgo el bien jurídico de la vida, también debe ser analizada conforme a los medios empleados en pro de obtener ese fin, para el caso, el arma con la cual se causaron las lesiones a la víctima.

La Sala precisa que la sola idoneidad del arma para causar la muerte no es suficiente para descubrir la intención del agresor, pues argumentar lo contrario equivale a afirmar que en todos los casos en que se emplee un arma de fuego o neumática, quien la acciona pretende cegar la vida de la víctima.

Dicho aserto, además de ser opuesto a la experiencia, en tanto, no en pocos eventos en los que se acciona un arma con capacidad de causar la muerte, lo pretendido es lesionar a un tercero; constituye una forma de responsabilidad objetiva, proscrita por los artículos 9 y 12 del Código Penal.

Tribunal Superior de Bogotá. Radicado 110016000023202000299601. M. P. Ricardo Mojica Vargas.


Tags



    Post Comment

    Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

    Search

    Recent Post