SOBRE LA ESTRUCTURA TÍPICA DEL CONCIERTO PARA DELINQUIR. – Buelvas & Melo Abogados Asociados

Su Firma de Confianza

Contáctenos 24/7

Su carrito actualmente está vacío.
MENU
SOBRE LA ESTRUCTURA TÍPICA DEL CONCIERTO PARA DELINQUIR. - Buelvas & Melo Abogados Asociados

SOBRE LA ESTRUCTURA TÍPICA DEL CONCIERTO PARA DELINQUIR.

Corte Suprema de Justicia. SP2551-2022(58225). M.P. Myriam Ávila Roldán.

El concierto para delinquir (CSJ SP, Jul 15 2008, Rad. 28362). exige la demostración de los siguientes elementos:

(i) acuerdo de voluntades entre varias personas;

(ii) que la organización tenga como propósito la comisión de delitos indeterminados -aunque pueden ser determinables en su especie-;

(iii) vocación de permanencia y durabilidad de la empresa acordada; y

(iv) que la expectativa de realización de las actividades propuestas permita suponer fundadamente que se pone en peligro la seguridad pública.

SOBRE LA DIFERENCIA ENTRE HECHOS JURÍDICAMENTE RELEVANTES, HECHOS INDICADORES Y MEDIOS DE PRUEBA.

Corte Suprema de Justicia. SP2129-2022 (54153). M.P. Hugo Quintero Bernate.

Lo que se quiere resaltar es la responsabilidad que tiene la fiscalía general de la Nación de precisar cuáles son los hechos que pueden subsumirse en el respectivo modelo normativo, lo que implica definir las circunstancias de tiempo y lugar, la conducta (acción u omisión) que se le endilga al procesado; los elementos estructurales del tipo penal, etcétera.

“Tampoco debe entenderse que las evidencias y, en general, la información que sirve de respaldo a la hipótesis de la Fiscalía sean irrelevantes. Lo que resulta inadmisible es que se confundan los hechos jurídicamente relevantes con la información que sirve de sustento a la respectiva hipótesis. […]

HECHOS JURÍDICAMENTE RELEVANTES. IMPOSIBILIDAD DE MEZCLARLOS CON EL CONTENIDO PROBATORIO PARA EVITAR INCORPORACIONES OCULTAS.

Número de providencia: SP2732-2022. Número de radicado: 54871 Fecha:         03/08/2022 Tipo de providencia:     Sentencia. Clase de actuación:         Casación.

“En este contexto, adquiere especial relevancia lo expuesto por esta Sala sobre la imposibilidad de que los fiscales, al formular la imputación y la acusación, entremezclen los hechos jurídicamente relevantes con los contenidos probatorios (CSJSP3168, 8 marzo de 2017, Rad. 44599, entre otras).

Esas prácticas inadecuadas, no solo conspiran contra el carácter sucinto y claro de los cargos (artículos 288 y 337 de la ley 906 de 2004), sino que, además, pueden dar lugar a la incorporación subrepticia de los contenidos probatorios, tal y como sucedió en este caso”.

SOBRE LAS DIFERENCIAS ENTRE LA COAUTORÍA MATERIAL PROPIA Y LA IMPROPIA.

Corte Suprema de Justicia. SP3991-2022 (52395). M. P. Hugo Quintero Bernate.

Respecto del concurso de personas en la comisión delictiva se ha precisado que existen diferencias entre la coautoría material propia y la impropia. La primera ocurre cuando varios sujetos, acordados de manera previa o concomitante, realizan el verbo rector definido por el legislador, mientras que la segunda, la impropia, llamada coautoría funcional, precisa también de dicho acuerdo, pero hay división del trabajo, identidad en el delito que será cometido y sujeción al plan establecido.

EL PRINCIPIO DE FAVORABILIDAD EN MATERIA PROCESAL PENAL.

AP347-2023 Segunda instancia No. 61755.

Magistrado Ponente : FABIO OSPITIA GARZÓN.

Bogotá, D. C., quince (15) de febrero de dos mil veintitrés (2023).

La jurisprudencia de esta Sala ha reconocido que el principio de favorabilidad en materia procesal penal opera en dos eventos:

  • Cuando existe tránsito legislativo y la nueva normatividad procesal regula un mismo aspecto sustancial en forma más benigna y
  • Cuando coexisten leyes en el tiempo que regulan el mismo supuesto de hecho con consecuencias jurídicas distintas

(Cfr. SP1511-2022, rad. 61499 y SP568-2022, rad. 60207, entre otras).

En relación con la aplicación del principio de favorabilidad en la hipótesis planteada por el recurrente, la Corte tiene dicho que cada proceso debe sujetarse, en principio, a las normas del sistema que lo regula (Ley 600 de 2000 o Ley 906 de 2004), y que la aplicación favorable de un determinado instituto regulado de manera diversa en los dos códigos, solo es posible si no se desconoce la estructura conceptual del sistema llamado a gobernar la respectiva actuación (Cfr. CSJ AP, 18 mar. 2009, rad. 27339).

También ha indicado que en esta labor no es permitido acudir a la confección de institutos híbridos o lex tertia, tomando de cada normatividad lo que favorece y desechando lo que no conviene o perjudica, «pues, de este modo el operador jurídico confeccionaría una norma especial para el caso y, de contera, se atribuiría el rol de legislador» (Cfr. CSJ AP5599-2018, rad. 53899, AP2510-2019, rad. 54305 y CSJ AP853-2021, rad. 58865, entre otras).

Esto, para reconocer que el principio de favorabilidad también puede ser aplicado frente a regímenes procesales coexistentes, a condición de que no implique la adopción de soluciones asistemáticas inadmisibles, que choquen con las instituciones intrínsecas o inherentes al sistema de enjuiciamiento al que pretenden trasladarse, ni elaboraciones procesales híbridas (Cfr. AP853-2021, rad. 58865 y AP3888-2021, rad. 59850).




Post Comment

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Search

Recent Post