Tratamiento con sus colaboradores con cortesía y respeto – Buelvas & Melo Abogados Asociados

Su Firma de Confianza

Contáctenos 24/7

Su carrito actualmente está vacío.
MENU
Sobre la ilicitud sustancial de la infracción al deber de tratamiento con sus colaboradores con cortesía y respeto. - Buelvas & Melo Abogados Asociados

Sobre la ilicitud sustancial de la infracción al deber de tratamiento con sus colaboradores con cortesía y respeto.

Radicación: 66001-11-02-000-2018-00033-01.

Magistrada ponente: DIANA MARINA VÉLEZ VÁSQUEZ.

Bogotá D.C., 19 de abril de 2023

Frente a que la conducta no se tornó antijuridica o sustancialmente ilícita, respecto a este comportamiento la Corporación en anterior oportunidad (Comisión Nacional de Disciplina Judicial. Sentencia del 30 de junio de 2021, radicación n.° 110011102000 2016 02348 01, M.P. Alfonso Cajiao Cabrera) refirió: 

 “Sobre este aspecto dado que la actuación del investigado configuró un hecho notoriamente reprochable para esta jurisdicción,  que  constituye una vulneración a uno de los derechos fundamentales como el de la dignidad humana, el buen nombre, la honra de quienes colaboran con el servicio de la justicia, cuya garantía esta precisamente la contenida en el artículo 2 de la Constitución Política, que encarga su materialización a las autoridades de la República, la actuación del Fiscal investigado en tal virtud se torna ilícita, al inobservar voluntariamente un deber de sujeción de rango constitucional y estatutario que le imponía el tratamiento con sus colaboradores con cortesía y respeto, en acatamiento de una norma que le señala, se insiste, ese deber.”

De esa forma, no cabe duda que la conducta reprochada es sustancialmente ilícita, pues conforme lo señaló la primera instancia del encartado “se espera un trato respetuoso y considerado de grado sumo para con sus superior, compañeros, subalternos y público en general”, no obstante aquel incumplió su deber de cortesía fue irrespetuoso con las empleadas judiciales, por lo que no solo desconoció su deber descrito en el numeral 3 del artículo 153 de la Ley 270 de 1996, sino que también mancilló con sus expresiones a las servidoras, quienes incluso se sintieron atemorizadas y con miedo ante la actitud totalmente reprochable del disciplinable


Tags



    Post Comment

    Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

    Search

    Recent Post