✅ Violencia intrafamiliar agravada. – Buelvas & Melo Abogados Asociados

Su Firma de Confianza

Contáctenos 24/7

Su carrito actualmente está vacío.
MENU
Violencia intrafamiliar agravada. Análisis en punto a la antijuridicidad  Material. - Buelvas & Melo Abogados Asociados

Violencia intrafamiliar agravada. Análisis en punto a la antijuridicidad Material.

De la existencia de la unidad familiar o la convivencia en el delito de violencia intrafamiliar.

El contenido del elemento normativo denominado “núcleo familiar” proviene del artículo 42 de la Constitución Política, el que exalta a la familia como núcleo esencial de la sociedad; señalando que “Cualquier forma de violencia [dentro de ella] (…) se considera destructiva de su armonía y unidad, y será sancionada (...)”. Mandato que se desarrolla con la Ley 294 de 1996, conceptuando el artículo 2° que “La familia se constituye por vínculos naturales o jurídicos, por la decisión libre de un hombre y una mujer de contraer matrimonio o por la voluntad responsable de conformarla.

Para los efectos de la presente Ley, integran la familia:

a) Los cónyuges o compañeros permanentes…

(…)

d) Todas las demás personas que de manera permanente se hallaren integrados a la unidad doméstica.”.

Por su parte, la Corte Suprema de Justicia, frente al delito de violencia intrafamiliar, señala en la sentencia del 26 de mayo de 2021, radicado 58.464, que como el bien jurídico protegido es el de la unidad familiar, los sujetos activo y pasivo son calificados, pues deben hacer parte del mismo núcleo familiar, “concepto amplio que incluye como sujeto activo a quien, sin tener ese carácter, esté encargado del cuidado de uno o varios miembros de la familia en su domicilio o residencia” y su verbo rector es maltratar.

Núcleo familiar que indica la misma Corporación en el radicado 48.047, del 7 de junio de 2017, significa lo siguiente:

“Dogmáticamente en el delito de violencia intrafamiliar la noción de núcleo familiar resulta de obligatoria constatación en el ámbito de la tipicidad, pero a su vez, en sede de la categoría de la antijuridicidad, corresponderá verificar si el maltrato físico o sicológico tuvo entidad suficiente para lesionar el bien jurídico de la armonía y unidad familiar. Si la agresión no ocurre entre miembros del mismo núcleo, la conducta podrá ser típica de lesiones personales, pero no de violencia intrafamiliar. Si tiene lugar entre integrantes del núcleo familiar, pero carece de importancia para causar afrenta al bien jurídico objeto de protección, el comportamiento será típico de violencia intrafamiliar, pero no antijurídico.”

Y más adelante, se puntualizó:

“De lo anterior concluye la Corte que para la configuración del delito de violencia intrafamiliar es necesario que victimario y víctima pertenezcan a la misma unidad familiar, “que habiten en la misma casa” –en los términos del citado estatuto punitivo mexicano— pues de no ser ello así, la agresión de uno a otro no satisface la exigencia típica de maltratar a un miembro del mismo núcleo familiar y tampoco vulnera el bien jurídico de la “armonía y unidad de la familia”, caso en el cual deberá procederse, por ejemplo, conforme a las normas que regulan el delito de lesiones personales agravadas en razón del parentesco si a ello hay lugar.”

La jurisprudencia penal ha sido enfática en referir que “la convivencia resulta ser requisito indispensable para la configuración de la conducta típica contenida en el punible de violencia intrafamiliar, sin la cual no puede hablarse de “núcleo familiar” (Sentencia de la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia, radicado 52099 del 4 de mayo de 2022, M.P José Francisco Acuña Vizcaya.)

la Sala debe aclarar que para la afectación al bien jurídico es irrelevante si se trató de un solo evento de agresión o la intensidad de su gravedad, basta con que aquellos actos de violencia vayan dirigidos contra uno de los miembros de la unidad familiar.

Así lo expuso la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia en sentencia con radicado 45.547 del 5 de octubre de 2016:

“Acerca de la realización de una acción de maltrato físico o sicológico, la Sala, en el fallo CSJ SP14151, 5 oct. 2016, rad. 45647, precisó que este podría darse en un solo acto, aspecto que deberá valorar el juez para cada evento en concreto. En palabras de la Corte:

[C]onforme a la definición típica del delito de violencia intrafamiliar, no se precisa de un comportamiento reiterado y prolongado en el tiempo del agresor sobre su víctima, pues bien puede ocurrir que se trate de un suceso único, siempre que tenga suficiente trascendencia como para lesionar de manera cierta el bien jurídico de la unidad y armonía familiar, circunstancia que debe ser ponderada en cada asunto.”

Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá. Sala Penal. Radicado: 11001600001520190323801.




Post Comment

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Search

Recent Post