Delitos contra la Vida y la Integridad Personal – Buelvas & Melo Abogados Asociados

Su Firma de Confianza

Contáctenos 24/7

Su carrito actualmente está vacío.
MENU

Delitos Contra la Vida y la Integridad en Colombia

En Colombia, la protección de la vida y la integridad personal es una prioridad, y esto se refleja en la regulación de los delitos relacionados en el Código Penal Colombiano. Estos delitos incluyen el genocidio, el homicidio y las lesiones personales, cada uno con sus propias características y consecuencias. En este artículo, profundizaremos en cada uno de estos delitos y su regulación.

Genocidio: Un Delito Imprescriptible

El genocidio es uno de los delitos más graves que se pueden cometer. En Colombia, está regulado en el artículo 101 de la Ley 599 de 2000, El que, con el propósito de destruir total o parcialmente un grupo nacional, étnico, racial, religioso o político, por razón de su pertenencia al mismo, ocasionare la muerte de sus miembros

Este crimen se comete cuando alguien lleva a cabo actos con la intención de destruir total o parcialmente a un grupo nacional, étnico, racial o religioso. Para que se configure el delito de genocidio, se deben cumplir tres elementos:

  1. Existencia de un grupo nacional, étnico, racial o religioso.
  2. Intención de destruir total o parcialmente al grupo.
  3. Comisión de actos destinados a la destrucción del grupo.

Homicidio: Doloso; Imprudente; Preterintencional.

El homicidio es el comportamiento a través del cual se causa la muerte de otra persona. 

En Colombia, este delito se regula en el artículo 103 (homicidio doloso, es decir, con intención) del Código Penal Colombiano.

El homicidio puede ser doloso, culposo o preterintencional. 

Por otro lado, estaremos ante un homicidio culposo cuando la muerte se produce sin intención, es decir, que la razón de esta misma se debe a un comportamiento que tiene como fuente un acto negligente o imprudente.

Finalmente, el homicidio preterintencional se presentará en el momento en que el sujeto inicialmente realiza un comportamiento lesivo a la integridad de otra persona de forma intencional, pero el resultado de muerte termina excediendo dicha intención de forma imprudente. 

En conclusión, los elementos clave para configurar el delito de homicidio en cualquiera de sus modalidades son:

1. Existencia de una persona fallecida.

2. Nexo causal y normativo entre el comportamiento realizado y el resultado de muerte.

3. Grado de intencionalidad con el cual se ejecuto el comportamiento, esto ultimo determinará si el homicidio es doloso, preterintencional o imprudente (culposo). 

Lesiones Personales: Protegiendo la Integridad

Las lesiones personales involucran causar daño a la integridad física o mental de otra persona. El artículo 111 del Código Penal Colombiano regula este delito de la siguiente forma:

El que cause a otro daño en el cuerpo o en la salud incurrirá en las siguientes sanciones: 

Si el daño consistiere en incapacidad para trabajar o en enfermedad que no pase de treinta (30) días, la pena será de prisión de dieciséis (16) a treinta y seis (36) meses.

Si el daño consistiere en incapacidad para trabajar o enfermedad superior a treinta (30) días sin exceder de noventa (90), la pena será de dieciséis (16) a cincuenta y cuatro (54) meses de prisión y multa de seis punto sesenta y seis (6.66) a quince (15) salarios mínimos legales mensuales vigentes.

Si pasare de noventa (90) días, la pena será de treinta y dos (32) a noventa (90) meses de prisión y multa de trece punto treinta y tres (13.33) a treinta (30) salarios mínimos legales mensuales vigentes

Conclusión

Los delitos contra la vida y la integridad personal en Colombia son comportamientos que tienen una sanción penal grave, esto último se puede inferir de la forma en que están rigurosamente regulados por el Código Penal Colombiano. Así pues, el genocidio, el homicidio, las lesiones personales y otros delitos que afectan directamente a la vida y la integridad personal deben ser tratados con la máxima seriedad al momento de desarrollarse un proceso penal por estos comportamientos. 

Para obtener más información sobre estos temas, consulta nuestra oficina de Buelvas y Melo Abogados Asociados en www.colombiaabogados.com